En cuatro pasos te enseñamos a transformar tus viejos calcetines en unos graciosos mitones para el invierno.

1- Selecciona ese calcetín gordito que te encanta pero que tiene el talón desgastado.
2 – Corta la parte del pie del calcetín.
3 – Selecciona una lana calentita y de un color que te guste y empiezas a hacer un anillo de punto de cadeneta en el borde de tu calcetín. Luego un par de vueltas de punto bajo y luego separas la parte donde meterás el dedo pulgar. Sigues dando vueltas para acabar el dedo pulgar (5-6 vueltas en total) y luego continuas el lado de la mano (10-12 vueltas).
4- Rematas el final de los hilos… y listo¡¡¡, ya tienes tus nuevos mitones calentitos para el invierno.

Fácil, rápido y resultón¡¡¡